66/365

17.03.2017

Tal y como yo entiendo la fotografía, ésta es para mí, un medio de expresión. Un proceso intuitivo de creación y de expresión en el que, utilizando mi entorno, me proyecto en él sirviéndome de la fotografía como herramienta de captura.

Se podría pensar que el proyecto 365 no trasciende más allá que de lo puramente fotográfico. Tanto las fotografías como los textos. No obstante, solo depende del espectador determinar la respuesta. 

Hoy reviso todo el camino realizado y me doy cuenta de que esas experiencias fotográficas relatadas iban un poquito por delante de mi propio proceso personal, y que gracias a ello me guían actualmente en mi incertidumbre. Por lo tanto, ¿de qué me sirve todo lo escrito hasta ahora?

Darme cuenta de que los aprendizajes que sentía de las experiencias fotográficas son completamente adaptables a otras situaciones. Además, la escritura me ha servido para concretar mis propios miedos y obstáculos. A que no sean sombras. Darles una cara mediante la escritura y la fotografía para poder hablarles directamente. Y saber, finalmente, reconocerme a lo largo del camino, para poder así continuar. Da igual de qué se trate, lo importante es saber cómo afrontarlo. 

Using Format